Indicaciones para hacer una buena tutoría

Valora este artículo
(2 votos)

Con el fin de sacar el mayor aprovechamiento de esta herramienta que ofrece el colegio para ayudarnos a los padres en la tarea educativa, a continuación detallamos unos breves consejos que, seguro, ya conoces pero que conviene, de vez en cuando, recordar:

1. Preparar la entrevista: los padres deben tener claro que no sólo van a escuchar, sino que la tutoría es un intercambio de información. Pensar los puntos fuertes y los puntos a mejorar de vuestro hijo. Es bueno no improvisar.

2. Consenso entre los padres: es importante que los padres consensuen sus opiniones sobre los temas que se van a tratar en la tutoría con anterioridad, y si hay disparidad en sus opiniones comunicárselo al tutor. Es importante asistir los dos, ya que la visión de vuestros hijos será completa.

3. Tener una actitud positiva: los padres deben tener en cuenta que la entrevista con la tutora es una herramienta para favorecer el desarrollo escolar del alumno, y que siempre hay que tener una visión positiva y de futuro, aunque salgan aspectos a mejorar.

4. Valorar la opinión de la profesora: aunque los padres son los que mejor conocen a sus hijos, es evidente que la profesora puede conocer actitudes y características de los alumnos que no manifiestan en el entorno familiar y que aportan a los padres una información complementaria muy valiosa. Por otra parte, hay que tener en cuenta que la profesora interactúa no sólo con un alumno, sino con un grupo amplio de la misma edad y por tanto, hay que valorar ampliamente su opinión sobre algún problema o actitud y el grado de importancia que hay que darle.

5. Establecer objetivos: al finalizar la entrevista los padres deben acordar con el tutor, un objetivo de mejora. Los objetivos deberán ser a corto plazo, fáciles de conseguir, para lograr una mayor motivación de vuestros hijos y especialmente la nuestra.

6. Ser constantes: la constancia en la consecución de los objetivos marcados es la clave del éxito junto con la paciencia. La mayor parte de las mejoras no surgen de la noche a la mañana.

Por ello es recomendable que la periodicidad adecuada para hacer la tutoría sea una vez al trimestre y nunca esperar a que surja algún problema para hacer dicha tutoría.

 

Por Tamara Serna y Nines Patino  - Gentileza de www.sontushijos.org
www.iglesia.org
Visto 4427 veces