El Adviento es una espera

Valora este artículo
(18 votos)

Somos invitados a preparar el ambiente y a disponernos nosotros mismos para poder recibir en plenitud lo que va a llegar.

El adviento es una espera. Es un tiempo litúrgico que prepara la Navidad. No es muy largo. Algo más de tres semanas. No es fundamentalmente un tiempo de penitencia. Aunque tiene sus privaciones, como todo preparativo.

Es una espera activa. No depende de nosotros el que suceda lo que esperamos. Pero somos invitados a preparar el ambiente y a disponernos nosotros mismos para poder recibir en plenitud lo que va a llegar.

Diría que es un tiempo vital. Es un acompañar la vida. Y en esto la naturaleza es maestra. Nuestra experiencia está cargada en su memoria de tiempos de espera ya vividos. Y la Biblia nos ha dejado gran riqueza de textos que nos narran esperas cumplidas.

 

Por Mamerto Menapache - Extracto de “Esperando el Sol”, Reflexiones de Adviento y Navidad. Ed. Patria Grande

Visto 3477 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Noviembre 2013 19:29

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.