Santa María Faustina del Santísimo Sacramento

Valora este artículo
(2 votos)

FIESTA: 5 DE OCTUBRE

Su vida

Nació el 25 de agosto de 1905 en la aldea de Glogowiec, Polonia, siendo la tercera de diez hermanos. Dos días más tarde fue bautizada y se le puso el nombre de Elena. En el seno de su familia, cristiana y humilde, Elena recibe una educación en el espíritu de la fe, y es habituada a una vida de trabajo y obediencia. Ya desde los siete años sintió en su alma el llamado a la vocación religiosa. A los 9 años la pequeña Elena recibe la Primera Comunión.

Una vez adolescente, sus padres, aunque muy piadosos, se opusieron a la vocación de su hija. Ante la negativa de los padres intentó apagar dentro de sí el llamado de Dios. Pero continuaba ardiendo en su alma el llamado, la visión de Cristo sufriente la estremecían tanto que sin reparar en nada decidió seguirlo.

El 1 de agosto de 1925 entró en la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia. Los primeros meses de su vida conventual los pasó en Varsovia para trasladarse luego al noviciado en Cracovia, donde durante la ceremonia de la toma de hábito, recibió el nombre de Sor Faustina. También allí, dos años después hizo los primeros votos temporales de castidad, pobreza y obediencia que repitió durante 5 años consecutivos para hacer los votos perpetuos el 1 de mayo de 1933. Santa María Faustina del Santísimo Sacramento, siendo ya profesa, vivió en distintas casas de la Congregación. Era muy concentrada y piadosa, pero a la vez natural, sencilla y razonable. Observaba fielmente las reglas del convento y en su trato con el prójimo se destacaba por su bondad y amor sumamente sutil.

Jesús escogió a esta sencilla monja para hacerla Apóstol de Su misericordia. La colmó de muchas gracias extraordinarias: visiones, revelaciones, estigmas ocultos, el don de profecía, el de leer en las almas humanas y desposorios místicos. Pero ante todo fue el don de contemplación el que le permitió conocer profundamente el misterio de la Divina Misericordia para acercar esta verdad a la humanidad.

Su vida no se vio libre de pruebas, tanto corporales, como el padecimiento de una tisis pulmonar e intestinal, cuanto de dolorosas experiencias espirituales. Pero Sor Faustina, aceptaba, siempre sumisa, como sacrificio la voluntad de Dios por la conversión de los pecadores, participando así en la obra de salvación de Jesucristo.

Extenuada físicamente y unida místicamente con Dios, falleció el 5 de octubre de 1938 en Cracovia, teniendo apenas 33 años.

Dios le encomendó una Misión especial

Santa María Faustina del Santísimo Sacramento vivió una estrecha unión con Dios, dedicándose por completo a la misión que El le encomendó para el provecho de muchas almas. Su misión puede resumirse en los siguientes puntos:

  • Acercar y proclamar al mundo la verdad revelada en la Sagrada Escritura sobre el amor misericordioso de Dios a cada persona.
  • Alcanzar la misericordia de Dios para el mundo entero, y especialmente para los pecadores mostrando el justo camino de vida, es decir la postura de confianza absoluta en Dios y el amor activo al prójimo. Para esto pueden utilizarse las formas de devoción propias del culto de la Divina Misericordia.
  • Inspirar un movimiento apostólico de la Divina Misericordia.

Algunos Mensajes

Santa María Faustina del Santísimo Sacramento relata en su “Diario” de más de 600 páginas (ya publicado) lo que Nuestro Señor le va pidiendo. Le dice: “Secretaria de mi más profundo misterio tu misión es la de escribir todo lo que te hago conocer sobre mi misericordia para el provecho de aquellos que leyendo estos escritos, encontrarán en sus almas consuelo y adquirirán valor para acercarse a mí.” A partir de 1931, Faustina tuvo una serie de revelaciones de Jesús.

Sobre la imagen de Jesús misericordioso

Fiesta de la Divina Misericordia

Visto 21183 veces Modificado por última vez en Martes, 09 Octubre 2012 19:17