Sobre la imagen de Jesús Misericordioso

Valora este artículo
(3 votos)

El 22 de Febrero de 1931, tuvo una visión de Jesús, en la cual Él le dijo: “Pinta una imagen de acuerdo a esta visión, con las palabras 'Jesús, en Vos confío' Yo deseo que esta imagen sea venerada, primero en tu capilla y luego en el mundo entero.”

“Yo prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, especialmente a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé con mi propia Gloria.”

“Los dos rayos indican Agua y Sangre. El rayo pálido significa el Agua que hace las almas correctas. El rayo rojo significa la Sangre que es la vida de las almas. Estos dos rayos salieron de las profundidades de mi tierna Misericordia cuando mi corazón agonizante fue abierto por la lanza en la cruz.”

Sobre la humanidad

Jesús dijo a sor Faustina: "La humanidad no encontrará paz hasta que no se dirija con confianza a la misericordia divina." "Derramo un mar entero de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de mi misericordia. "

Sobre las tres de la tarde

"A la hora de las tres imploren Mi misericordia, especialmente por los pecadores; y aunque sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi desamparo en momento de agonía. Esta es la hora de gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré entrar dentro de Mi tristeza mortal. En esta hora, no le rehusare nada al alma que me lo pida por los méritos de Mi Pasión."

 

El Proceso de Canonización

En el año 1965 comienza el Proceso. Fue beatificada el 18 de abril de 1993 Sor Faustina, conocida ya en el mundo entero. El 30 de abril del año 2000, día de la Fiesta de la Divina Misericordia fue Canonizada por Su Santidad Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro, en la ciudad del Vaticano con su nombre de religiosa Santa María Faustina del Santísimo Sacramento.

El Santo Padre, Juan Pablo II, en la Homilía de la Canonización, dijo entre otras cosas: “La misericordia divina llega a los hombres a través del corazón de Cristo crucificado: "Hija mía, di que soy el Amor y la Misericordia en persona”, pedirá Jesús a sor Faustina (Diario, p. 374). Cristo derrama esta misericordia sobre la humanidad mediante el envío del Espíritu que, en la Trinidad, es la Persona-Amor. Y ¿acaso no es la misericordia un "segundo nombre" del amor (cf. Dives in misericordia, 7), entendido en su aspecto más profundo y tierno, en su actitud de aliviar cualquier necesidad, sobre todo en su inmensa capacidad de perdón?”

Y también: “Este mensaje consolador se dirige sobre todo a quienes, afligidos por una prueba particularmente dura o abrumados por el peso de los pecados cometidos, han perdido la confianza en la vida y han sentido la tentación de caer en la desesperación. A ellos se presenta el rostro dulce de Cristo y hasta ellos llegan los haces de luz que parten de su corazón e iluminan, calientan, señalan el camino e infunden esperanza.¡¡A cuántas almas ha consolado ya la invocación "Jesús, en ti confío", que la Providencia sugirió a través de sor Faustina! Este sencillo acto de abandono a Jesús disipa las nubes más densas e introduce un rayo de luz en la vida de cada uno.”

 

ORACION PARA ALCANZAR GRACIAS

por medio de Sor Faustina

Oh Jesús, que hiciste de la beata Faustina una gran devota de tu infinita misericordia, concédeme por su intercesión, si fuere esto conforme a tu santísima voluntad, la gracia de ............................., que te pido.

Yo, pecador, no soy digno de tu misericordia, pero dígnate mirar el espíritu de entrega y sacrificio de Sor Faustina y recompensa sus virtudes atendiendo las súplicas que a través de ella te presento confiando en tí.

Padre nuestro... Ave María... Gloria...

Santa Faustina, ruega por nosotros.

 

ACTO DE CONSAGRACION A JESÚS MISERICORDIOSO

“Oh, Jesús misericordioso, tu bondad

es infinita y los tesoros de tu gracia son

inagotables. Me abandono a tu misericordia

que sobrepuja a todas tus obras,

me consagro eternamente a Ti para vivir

bajo los rayos de tu gracia y del Amor

que brotaron de tu corazón traspado en la cruz.

Quiero dar a conocer tu misericordia por medio

de las obras de misericordia corporales y espirituales

especialemente con los pecadores, consolando y

asistiendo a los pobres afligidos y enfermos.

Más, Tu me protegerás como cosa tuya, pues

todo lo temo de mi debilidad y todo lo espero

de tu Misericordia. Que toda la humanidad

comprenda el abismo insondable de tu Misericordia

a fin de que poniendo tods su esperanza en Ella,

pueda ensalzarla por toda la eternidad. Amén.”

Visto 28473 veces Modificado por última vez en Martes, 09 Octubre 2012 19:16